RYAN GOSLING: EL DIRECTOR

Con una carrera asentada como actor y una posición cómoda en el star system americano, Ryan Gosling se pasa a la dirección con Lost River.

Tiene 31 años y es una de las personalidades más carismáticas del nuevo Hollywood. Sabe lo que es estar en una industria de estas características y no se descuelga de ella, aunque de vez en cuando hace lo que le da la gana. Así lo demuestra su filmografía, plagada tanto de títulos de los grandes estudios como de multitud de cintas independientes. Fue nominado al Oscar por Half Nelson donde interpretaba a un profesor de Nueva York adicto a la droga, con quien consiguió el respeto oficial de la industria, o lo que es lo mismo, el permiso para hacer una carrera muy interesante sin tener que dar demasiadas explicaciones. Sólo de vez en cuando. Y así ha hecho hasta ahora, que acaba de estrenar en nuestro país Lost River -su personalísimo debut como director- y ha sido recientemente anunciado como co-protagonista de Blade Runner 2 junto a Harrison Ford por obra y gracia del productor Ridley Scott. Ahí es nada. 

 

 

RYAN TAMBIÉN LO HACE POR DETRÁS

 

Su carrera comenzó siendo tan solo un niño. Llegó a presentar Club de Mickey Mouse para Disney junto a Britney Spears, Christina Aguilera y Justin Timberlake; pero él se desmarcó de la música para centrarse en el cine. Su momento estelar llegó con la película Drive, un peliculón que le catapultó a la fama en 2011 y que le permitió poder hacer los proyectos necesarios para obtener dinero y rodar su primera película como director. Ahora que se ha puesto detrás de la cámara, y no delante, ha dividido a la crítica y a sus seguidores. Para muchos, esta nueva andadura ha propiciado una película de culto, para otros no se trata más que de una paranoia de un niño mimado de Hollywood.

 

Lost River se desarrolla en Detroit, en un futuro apocalíptico, y narra la historia de un joven que descubre un secreto enterrado bajo el agua en una ciudad subacuática, hasta donde arrastra a su madre por un periplo de fantasía, aventuras y macabros secretos.

 

La protagonista, y sufridora madre soltera, es Christina Hendricks (Mad Men), y la pareja de Gosling en la vida real (y madre de su hija) Eva Mendes también tiene un papel en la película. Muchos han aplaudido la puesta en escena, el diseño de producción, la fotografía e incluso la banda sonora de un cuento extraño, apocalíptico, a medio camino entre una película de aventuras para adolescentes con toques del David Lynch más siniestro. La cinta compitió en el pasado Festival de Cannes, en la sección "una cierta mirada".

 

Ryan2

 

EL FUTURO: BLADE RUNNER 2 Y GUILLERMO DEL TORO

 

Si eres de los que estás al día en las tendencias, el cine también las marca. Y esta película no se queda corta. Y es que Ryan Gosling es capaz de trasladar hasta la pantalla grande una personalidad nada casual -aunque lo pretenda-, sino que está muy estudiada. Llegados a este punto, parece que su carrera cinematográfica ha despegado definitivamente dentro del star system. Después de Blade Runner 2 su nombre suena con fuerza para una nueva película de Guillermo del Toro producida por Disney.

 

Si quieres saber más de él y su peculiar carrera artística te recomendamos dos películas que han contribuido a crear su particular leyenda cinematográfica: All good things, donde interpreta a un asesino que se traviste de mujer para no ser reconocido, y Lars y una chica de verdad, en la que vive una particular historia de amor con una muñeca hinchable.

Este hombre lo tiene todo y cuando decimos todo, decimos TODO.

 

Texto: José María Ponos

RYAN GOSLING: EL DIRECTOR Publicado en CINE Visto 953 veces •